Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
[Documental] "El hombre sin la cámara" y la cultura del remix
#1
Nos encontramos en un momento histórico en el que el conflicto abierto en torno a los derechos de autor y la propiedad intelectual en internet dista mucho de ser, como a menudo se pretende, una cuestión susceptible de reducirse meramente al interés de un particular cualquiera por descargarse gratuitamente el último disco de Shakira. Existen también otros elementos que conviene tener en consideración, pues asistimos a algo aún más complejo que tiene que ver con las posibilidades de las tecnologías digitales de la comunicación para la creación y difusión de significados culturales compartidos.

Es en el escenario de la comunicación social donde tiene lugar la conformación de estos significados a través de las mediaciones entre la cultura y los individuos; y el control sobre los medios y sobre los contenidos que por estos fluyen, supone al mismo tiempo el control sobre el discurso dominante destinado ha configurar el orden social. Los medios de comunicación tradicionales, por su propia arquitectura, han contribuido a dibujar un escenario en el que dicho proceso ha sido indefectiblemente ejercido de manera jerárquica. Sin embargo, las tecnologías digitales de la comunicación traen consigo la posibilidad de apropiarse, interaccionar y transformar esos contenidos. La cultura del remix supone una ocasión para reformular los mensajes transmitidos por las multinacionales de la información y el ocio multimedia, permitiendo así a la ciudadanía poner en circulación sus propias interpretaciones culturales en un proceso más horizontal. Desde esta perspectiva, encontramos que no se trata ya solo de la cuestión de la gratuidad o no de los materiales que circulan por la red, sino que se trata también de la cuestión del control sobre aquellas narrativas que potencialmente pueden enunciar e ilustrar distintos modelos del mundo.

En el siguiente corto documental, dirigido por Carlos Escaño, se explora el potencial del arte digital para articular discursos "manufacturados" desde el sofá de casa, con la única ayuda del computador personal en el regazo, un puñado de softwares, retazos de imágenes, videos y audios de libre circulación y, siempre, cómo no, la imaginación. Sin cámara, la imaginación también resiste, y no solo eso, sino que se agencia su propiedad por derecho. Una alternativa que se presenta aquí como ejemplo de sí misma. Una reflexión sobre la relación de cultura y propiedad intelectual en el actual sistema de mercado. Una confrontación entre las concepciones heredadas y las posibilidades dadas. Como diría Deleuze, `el arte como acto de resistencia en contra del reparto de lo profano y lo sagrado´.





Dziga Vertov, cieneasta de la vanguardia soviética, dejó publicado en su manifiesto: "Soy un ojo. Un ojo mecánico". Una declaración de intenciones que procuraba vincular la idea polí­tica de socialización al mundo del celuloide de una manera absoluta y co-sustancial. "El hombre con la cámara" (1929) fue su trabajo cinematográfico concluyente y simbólico de ese cine-ojo que preconizaba.
En clara referencia al cine de Vertov, el documental "El hombre sin la cámara" (2012), dirigido por Carlos Escaño, procura una reflexión en torno a las concepciones fílmicas del cineasta ruso y desemboca en a tesis de que se puede crear 'cine' sin utilizar una cámara. De hecho, el propio documental está realizado de esta manera. Pero no se trata de una película de animación ni tampoco es un documental al uso con material de archivo. Supone, en definitiva, un acercamiento directo al mundo cinematográfico y a sus relaciones con el concepto de cultura libre.
Un homenaje claro a la obra de Vertov que se convierte en una premisa para reflexionar sobre el audiovisual y los derechos de autor.
Estamos en un momento cultural (digital) en el que los derechos de autor parecen entrar en colisión con el derecho de acceso a la cultura. Esta obra documental supone una acción audiovisual que fomenta este debate y es una muestra más de que las posibilidades creativas no son patrimonio exclusivo de la producción marcada con el sí­mbolo .

[Imagen: el-hombre-de-la-camara-dziga-vertov.jpg]





Firma de ΐŋ₣øᴚmΔ†ḯøη Χ ⒶĿ¡ⓋΞ ͖̘͛̑͊ͅÖ̮̻̭͆͠m̖͉̔̈͐ͅǹ̻͕̀͗ͅi͙̯̤̽͒͒ạ̪͈̅̉͝ ̺̙͛̉̊ͅṠ̝͚̘̉̂ü̩̖͎͌͝n̯̯͉̊͋͝ẗ̮̭́̄̚ͅ ͉̰̤̀̾͘C̝̭̺̓͛͝ó̺͓͕͆̇m̲̪̪̍̆͒m̧̪͈͆͒̍û̢̫͆͘ͅņ̬̭̎́̉i̙̗͔͗̑̃á̜̙̯̂̅


Responder }
Gracias dadas por: Santiago Salvador Franch




Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)